Barrachina no será el 'número dos' de la nueva Diputación de Castellón

El nuevo presidente de la Diputación, Javier Moliner, no ha podido desprenderse de la herencia política que le ha dejado Carlos Fabra y ha tenido que mantener en la dirección de la institución a dos militantes de la vieja guardia: Francisco Martínez y Vicente Aparici, que serán los vicepresidentes primero y tercero, respectivamente. La segunda vicepresidencia será para el alcalde de Peñíscola, Andrés Martínez.
La atadura de manos de Moliner para configurar un equipo totalmente a su gusto ha perjudicado al concejal de Segorbe Miguel Barrachina, que aspiraba a la primera vicepresidencia y a la portavocía del grupo popular y que, finalmente, se ha tenido que conformar con la vicepresidencia cuarta y con la portavocía adjunta. Además, gestionará el área de Hacienda, importante en el ámbito interno por el control sobre el presupuesto pero sin apenas relevancia mediática y de puertas afuera de la Diputación.
Además, las circunstancias económicas por las que atraviesa la institución obligarán a evitar los derroches propios de la etapa precedente. Precisamente, Javier Moliner, ha apostado por la austeridad en la presentación del organigrama provincial. "Hemos pasado de seis a cuatro vicepresidencias, lo cual va a suponer un ahorro muy importante en las arcas públicas. Les he puesto un ejemplo muy gráfico a mis diputados en nuestra primera reunión. No se puede entender que uno se ahorre la cena con langostinos durante Nochebuena y luego se deje la luz encendida el resto del año en su casa. Todas las decisiones que tomemos en los próximos cuatro años deben estar guiadas por la austeridad y el sentido común", ha dicho.

Sección:

0 comentarios a " Barrachina no será el 'número dos' de la nueva Diputación de Castellón "

Deja un comentario