Miguel Barrachina cobrará 10.000 euros si no renuncia a uno de sus tres sueldos

Diputado nacional, concejal y diputado provincial. Tres cargos públicos y tres sueldos públicos. El segorbino Miguel Barrachina se convertirá, probablemente, en el político mejor pagado de la provincia, con más de 10.000 euros brutos al mes, si no renuncia a alguno de las retribuciones a las que tiene derecho, pero que en época de crisis son vistas por la ciudadanía como inaceptables y obscenas.
Como diputado en Madrid, Barrachina percibe 5.906 euros al mes, ya que no solo es parlamentario de a pie, sino que fue nombrado portavoz del Partido Popular en la Comisión Constitucional. Además de otros pluses por tratarse de un diputado de provincias, como gastos de desplazamientos tanto desde el lugar de origen hasta Madrid, así como por la capital del Estado.
Al ser elegido concejal en Segorbe y formar parte del equipo de gobierno, tendrá derecho a cobrar por las asistencias a las comisiones informativas, juntas de gobierno y plenos. Podría cobrar hasta 1.000 euros al mes, en función de las reuniones a las que asista.
Barrachina no tendrá dedicación exclusiva en el Ayuntamiento de Segorbe porque la tendrá en la Diputación. Como diputado provincial, donde ocupará el cargo de vicepresidente cuarto y portavoz adjunto del PP, tendrá un sueldo que puede superar los 65.000 euros, algo más de 5.000 euros al mes. Precisamente, en la Diputación será el encargado de poner orden en las cuentas y meter la tijera para reducir el estratosféricos gasto de la época del anterior presidente, Carlos Fabra.
Al margan de la actividad política, Barrachina mantiene colaboraciones como conferenciante de las fundaciones FAES y CEDDET, y participa como tertuliano en medios audiovisuales como Intereconomía y otros medios escritos y digitales.

Sección:

1 comentarios a " Miguel Barrachina cobrará 10.000 euros si no renuncia a uno de sus tres sueldos "

  1. Anónimo dice:

    No está mal comparado con los 300 euros al mes que cobra el portavoz municipal del psoe en Segorbe.

Deja un comentario