Javier Moliner controla las basuras de la comarca ante la ineficacia de Aparici

El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha dado un golpe de fuerza al desautorizar al hasta ahora responsable de las basuras, Vicent Aparici. El nuevo presidente provincial ha asumido el control de los tres consorcios de residuos comarcales, ante la ineptitud con que hasta ahora se gestionaban los residuos sólidos desde Vinarós hasta Segorbe.
Precisamente, el último de los consorcios que ha pasado a controlar Moliner ha sido el del Alto Palancia. El sucesor de Fabra asistió hace unos días a la constitución de los consorcios de residuos de las zonas III y VIII, celebrada en el Ayuntamiento de Segorbe. Moliner asume la presidencia del ente, al igual que hiciese esta semana con el resto de zonas, por unanimidad de todos los alcaldes. “Estamos apostando por tener mayor eficacia en todos los consorcios", afirmó el dirigente popular.
La explicación oficial argumenta que la coordinación de los tres consorcios en la figura del presidente provincial persigue buscar soluciones desde el consenso sin mirar ideologías ni colores políticos. Junto con la Conselleria debemos coordinar todos nuestros esfuerzos con un doble objetivo: resolver cualquier problema de residuos que se plantee y hacerlo al coste más bajo posible”.
El presidente provincial añadió “que una de nuestras prioridades es que no dupliquemos los esfuerzos y simplifiquemos los trámites, es decir, utilizar las ventajas que nos permite la economía a escala. Uno de los más evidentes es que los costos unitarios de producción disminuyen al aumentar la cantidad de unidades producidas. La reducción y eliminación de los residuos sólidos urbanos es una de las mayores preocupaciones medio ambientales de las sociedades modernas, si bien la economía ha prestado relativamente poca atención a este campo. Cada uno de los distintos tipos de tratamiento presenta costes múltiples, tanto privados como externos”.

Protesta por la tasa de reciclajeLa puesta al cobro de la nueva tasa del servicio de valorización y eliminación de residuos urbanos, fijada en 63 euros para todos los contribuyentes, e idéntica para todos los municipios, al margen del volumen de basura producida, ha generado una sonora protesta ciudadana. Desde algunos municipios se ha responsabilizado a Aparici por no haber sabido aminorar el gasto y, en todo caso, haberlo explicado mejor a la ciudadanía.

Sección:

1 comentarios a " Javier Moliner controla las basuras de la comarca ante la ineficacia de Aparici "

  1. Anónimo dice:

    despues de muerto pascual que le saquen el orinal. Que bien a quedado

Deja un comentario