Urbanismo acomete el alcantarillado en los 50 caños ante las multas de la CHJ

El Ayuntamiento de Segorbe se ha visto obligado a acometer de forma urgente un proyecto de alcantarillado en la zona urbana de los Cincuenta Caños. La Confederación Hidrográfica del Júcar sancionó al municipio por la dejadez en el control de los vertidos de aguas residuales de las viviendas ubicadas en este ámbito urbano y ha amenazado con seguir multando al Ayuntamiento. Las sanciones económicas podrían alcanzar el medio millón de euros.
Por eso, el equipo de gobierno conservador se ha decidido a actuar y el área de Urbanismo ha comenzado a efectuar un estudio del alcantarillado a ejecutar, para lo cual se han mantenido conversaciones con la guardería fluvial, de manera que el proyecto sea respetuoso con el medio ambiente. La canalización se producirá en una zona compleja, especialmente, al tratarse de núcleos de población dispersa.
Ayuntamiento de Segorbe y CHJ acordaron la actuación el año pasado después de comprobarse que las viviendas de la zona estaban vertiendo las aguas residuales en las acequias, lo que incumple la legislación ambiental. De hecho, el equipo de gobierno aceptó una sanción y se comprometió a ejecutar un plan para solventar el problema.
Al respecto, el concejal de Urbanismo, Ángel Berga, señalaba ayer que «se está tramitando este proyecto», aunque reconoció que es «técnicamente complejo, ya que se deben incorporar más de 2.000 metros de alcantarillado y 45 pozos para canalizar el agua residual».

Sección:

2 comentarios a " Urbanismo acomete el alcantarillado en los 50 caños ante las multas de la CHJ "

  1. Anónimo dice:

    Ya veremos quien acomete el gasto de la obra, y a quien se la repercute. Por otra parte necesaria, incluso antes que le tuviera que sancionar la CHJ con reiteradas denuncias, que como tantas otras, las terminará pagando el "Pueblo"

  2. Anónimo dice:

    pues ya veremos, seguro que ese marron lo soluciona el alcalde como sabe y punto. vosoros seguro que sacaríais tajada aunque lo pagase el pueblo, sinverguenzas sociatas.

Deja un comentario