Los robellones consumidos en Segorbe proceden de Rumanía e Italia

Los restaurantes de Segorbe se las están viendo y deseando para conseguir robellones, hasta el punto de tener que recurrir a la importación, a través del Mercado de Abastos de Valencia. La sequía ha arruinado la campaña en las comarcas del interior y está obligando a adquirirlos en el mercado exterior. De forma mayoritaria en Rumanía, aunque también de Italia.
El precio del robellón rumano tampoco es barato, dado que el transporte encarece el coste final. Desde la Unió de Llauradors en Castellón se señala que las setas que llegan del Este de Europa son fáciles de identificar. Son más redondas, uniformes y anaranjadas, además, tienen un tamaño similar al robellón del terreno. En Rumanía, los robellones se crían en abetos y no en pinos y son menos apreciados por la población local.
Aunque Rumanía es un importante abastecedor de setas, los consumidores de Castellón también pueden degustarlas de países como Francia, Turquía, Bulgaria e incluso China y Japón. Las orientales son las menos buscadas.
Precisamente, el Gobierno estudia estos días la posibilidad de etiquetar las cajas de manera que el consumidor pueda indentificar su procedencia en el punto de venta. De este modo, los consumidores podrán conocer mejor el producto que se llevan a su casa.

Sección:

0 comentarios a " Los robellones consumidos en Segorbe proceden de Rumanía e Italia "

Deja un comentario