Los diez grandes retos políticos y sociales de Segorbe para 2012

Segorbe afronta un 2012 con grandes y pequeños desafíos con los que afrontar la crisis. El decálogo de las acciones de debe emprender el Gobierno municipal del PP, en colaboración con el resto de grupos, en la medida que el consenso lo permita, aborda las áreas más sensibles de la política municipal. Estas son diez reflexiones sobre los retos a los que se enfrenta la ciudad en un contexto económico y social cargado de dificultades y sin perspectivas de cambio:
1. EMPLEO. La tasa de desempleo de Segorbe sigue siendo inasumible. La perspectiva nacional no genera cambios a mejor en la economía, mientras la Comunitat Valenciana está a punto de ser embargada por sus acreedores, con lo que las políticas activas de empleo autonómicas ni están ni se las espera. La única esperanza, aunque mínima, pasa por el éxito de las 24 medidas aprobadas por el pleno a instancias del grupo socialista y con la colaboración de Partido Popular y Partido Republicano. Pero el gran esfuerzo ha de partir de los bolsillos del sector privado.
2. URBANISMO. La parálisis inmobiliaria no augura un cambio en las perspectivas de la construcción, con lo que se abre el debate sobre el modelo de crecimiento de la ciudad promovido por el Gobierno conservador. La crisis puede acabar siendo una oportunidad para modificar el urbanismo desarrollista y plantear un urbanismo con un cariz más sostenible y social. El polémico Sector S-1 es el ejemplo palmario del fracaso del afán urbanista ligado a la especulación.
3. ESTRATEGIA INDUSTRIAL. Los fracasos en la política industrial (caso Seporsa) no enturbian el gran objetivo de Segorbe de definir una estrategia de promoción de los sectores productivos, ante la crisis del ladrillo, que parece larga en el tiempo. Alentado por la oposición socialista, que propuso en la precampaña electoral la consolidación de un parque logístico en Segorbe, el Partido Popular ha copiado la idea y se ha puesto a trabajar. De momento, no se ha pasado de conversaciones oficiales con los agentes económicos locales, provinciales y autonómicos, sin ningún resultado tangible. Pero ese es el camino por el que debe discurrir la economía local.
4. INVERSIONES. El presupuesto elaborado y aprobado por el PP advierte de las dificultades económicas que tendrá el Ayuntamiento para conseguir ingresos de otras administraciones. Con esa excusa se ha postergado el proyecto de construcción del Coliseo, la obra pública que más empleo generaría a corto plazo. El PP lo ha paralizado sin aportar razones de peso. Es inconcebible que se prefiera tener el dinero rentando en el banco que generando riqueza y empleo. Por otro lado, el Gobierno valenciano ha postergado proyectos históricos de Segorbe, como la estación de autobuses o la mejora de los accesos a la ciudad, sin que el Ayuntamiento haya levantado la voz.
5. TURISMO. La promoción turística de Segorbe, al margen de la Entrada, no acaba de despegar. La participación en ferias sectoriales no repercute en el incremento espectacular de visitantes, a pesar de lo que proclaman las estadísticas 'oficiales'. La apertura del hotel Martín el Humano puede ser el punto de inflexión esperado para relanzar el sector. Está por desarrollar una estrategia de agroturismo y agroalimentación, que ha empezado a dar frutos en ámbitos locales similares al de Segorbe.
6. SERVICIOS PÚBLICOS. La disminución de recursos obliga a despertar la imaginación para mantener los niveles de prestación de servicios públicos esenciales. El Ayuntamiento de Segorbe debe desterrar la tentación de recortar los recursos materiales y humanos de las prestaciones que ahora ofrece a la ciudadanía. Antes que eso, se puede y de debe recortar de otras partivas superfluas e innecesarias. Además, hay que estar pendiente de la tijera de la Generalitat, que ha comenzado a efectuar recortes y desmantelar servicios en los ámbitos del bienestar, sanitario, educativo y judicial, entre otros.
7. PRESIÓN FISCAL. El Ayuntamiento no debe caer en la tentación de hacer caer la responsabilidad de la crisis en los segorbinos, mediante el incremento de los impuestos, tasas y precios públicos municipales, como ha hecho hasta la fecha. La fiscalidad se incrementa cuando las rentas medias descienden, con lo que la presión fiscal se desboca. Cuando cientos de familias no llegan a fin de mes resulta obsceno subir, ni siquiera el IPC, en los tributos municipales. La subida de impuestos no estaba incluida en el programa electoral con el que el PP se presentó a las elecciones.
8. SEGURIDAD CIUDADANA. El alcalde de Segorbe, Rafael Calvo, exigió al Gobierno socialista una mayor efectividad policial para combatir el delito. La situación no ha cambiado con el nuevo Ejecutivo del PP. El nuevo subdelegado del Gobierno, David Barelles, tiene ante sí el reto de mejorar la efectividad policial. La Generalitat, por su parte, debe dar pasos hacia adelante para la ubicación en Segorbe de una comisaría de la Policía Autonómica, como ha defendido Calvo con insistencia.
9. CULTURA. Segorbe gozó en el pasado reciente de renombre en el campo de la cultura, pero el liderazgo municipal ha decaído y, hoy por hoy, la cultura se ha empobrecido. Hace falta un resurgir de la ciudad como plataforma de proyección de ideas y proyectos hacia el exterior. Si no se hace, la pérdida cultural afectará al nivel educativo de la ciudadanía y le restará capacidad para competir en igualdad de condiciones con las poblaciones de su entorno. Segorbe debe convertirse en una ciudad atractiva para el ocio, la cultura, el deporte y el comercio que atraiga recursos del exterior.
10. DEMOCRACIA MUNICIPAL. El equipo de gobierno del PP ha demostrado tener poca cintura para encajar las críticas y las propuestas de la oposición socialista, y ha optado por radicalizar su comportamiento político, con un lenguaje político, en ocasiones, mafioso. La crisis es un momento excepcional que exige comportamientos excepcionales y el alcalde, Rafael Calvo, se ha ocupado, precisamente, de avivar la controversia y demonizar la legítima labor de censura de la oposición.

Sección:

1 comentarios a " Los diez grandes retos políticos y sociales de Segorbe para 2012 "

  1. Anónimo dice:

    Ya ha empezado a descender el desempleo en Segorbe. Un nuevo colocado, consorte de la concejal pedánea, ha sido el agraciado como no podía ser de otra forma. Y van ya .......
    El resto de desempleados, a esperar y creciendo en Segorbe.

Deja un comentario