Estopa exhibe lo mejor de su rumba-pop ante 3.000 incondicionales

Los Estopa no son los Rolling Stones, pero a los 3.000 asistentes al concierto de Segorbe no les importó. La floja oferta musical de la capital del Alto Palancia en los últimos años, sin la presencia de primeros nombres de la música de hoy en día, convirtió la noche del viernes en una fiesta. Los hermanos Muñoz demostraron su pericia con la rumba-pop e hicieron vibrar al público asistente al pabellón multiusos de Segorbe, en la única parada en la provincia dentro de su gira 2.0.
El público agradecido de la comarca, y los centenares que habían acudido desde Teruel hasta Sagunto, pudieron escuchar lo mejor del repertorio de los Estopa. Éxitos ya nuevos, como las canciones de su nuevo disco, ‘Estopa 2.0’, y los superescuchados temas de sus trabajos anteriores. Desde la machacada 'La raja de tu falda', de la que ya enpiezan a estar más que hartos, según reconocen, hasta obras que les ayudaron a darse a conocer al gran público. Hubo momentos de aire flamenco y también de guitarra eléctrico. Hasta un tema inédito que descolocó a muchos de los asistentes, que lo recibieron con un premio para una buena noche de música.

Sección:

6 comentarios a " Estopa exhibe lo mejor de su rumba-pop ante 3.000 incondicionales "

  1. Anónimo dice:

    Bueno, bueno, os habeis enterado de este gran acontecimiento para Segorbe y comarca, creo que ha sido gracias al sr. guillen.

  2. Anónimo dice:

    Gran acontecimiento sería que Calvo creara empleo para todos los segorbinos que estamos en el paro, no solo para unos cuantos.
    Lo de Estopa ha estado bien, pero atribuirse ese mérito como una gran acción política suena ridículo.

  3. Anónimo dice:

    De 3.000 asistentes nada. Yo estuve allí y no llegábamos a 2000 ni de coña.

  4. Anónimo dice:

    Chúpate esa Guillén.

  5. Anónimo dice:

    El alcohol te produce eso y otras cosas que no te acuerdas, más de 3000 bonico

  6. Anónimo dice:

    Estopa no nos sacará del paro. A ver cuándo el Ayuntamiento se dedica a lo que nos importa. En las últimas semanas parece que no había otra cosa en Segorbe que el concierto. Creo que ya es hora de ponerse a trabajar, que de los últimos seis meses hay poco que rascar.

Deja un comentario