Un juez madrileño investiga al ex obispo de Segorbe por posibles injurias a los gays

Un juez de Alcalá de Henares investiga al ex obispo de Segorbe y actual prelado de la ciudad madrileña , Juan Antonio Reig, por un presunto delito de afirmaciones injuriosas contra los homosexuales, recogido en el artículo 510.2 del Código Penal. El magistrado Antonio Cervera abrió diligencias previas el pasado 23 de abril después de la denuncia presentada por la Asociación Preeminencia del Derecho.
Los hechos se remontan al 6 de abril, cuando en la homilía del Viernes Santo, emitida en directo por La 2 de TVE, el obispo arremetió contra la homosexualidad y el aborto, a los que llevan, dijo, "la malicia del pecado" y el "engaño", pues "se sirve de la tentación".
Diez días después, el obispo defendió en una entrevista que muchos casos de personas que sienten atracción hacia otras del mismo sexo "pueden ser resueltos positivamente, con una terapia apropiada, especialmente si la práctica de actos homosexuales no se han enraizado".
Ahora, el juez de Alcalá ha pedido a TVE el vídeo de la misa, que ha provocado más de 500 quejas a la Oficina del Defensor del Espectador. Además, tendrá que pronunciarse sobre la personación de la asociación Preeminencia del Derecho como acusación popular.

Sección:

2 comentarios a " Un juez madrileño investiga al ex obispo de Segorbe por posibles injurias a los gays "

  1. Anónimo dice:

    Muy bien, a ver si hay justicia de verdad!!!!!!!!

  2. Anónimo dice:

    La historia y la experiencia son muy aleccionadoras. Pocas cosas nuevas vamos a conocer y tampoco nos vamos a sorprender por ello a estas alturas. Sin ninguna intención de generalizar, elementos de esta catadura los hay en todos los ámbitos. El problema está en la posesión de esa patente de corso para hacer – o mejor disparar – lo que a uno le viene en gana. También, casi con toda seguridad, no pasará nada y muchos aplaudirán al final, una vez más, esas palabras vomitivas. Lo peor de todo es que después de tantos años nadie ha tenido los arrestos de poner a cada cual en su lugar. Ningún poder político ha tenido valor para colocar a la Iglesia Católica donde le corresponde. Y me remito a lo siguiente:
    Cada vez que constatamos episodios de violencia, de abuso, de corrupción, de cualquier tipo de injusticia nos sublevamos y decimos NO. Sin embargo es curioso que, por ejemplo, la Iglesia Católica, en virtud de la Ley Hipotecaria de 1998 ( José María Aznar ) se apropie – o mejor expolie – todo lo que tiene a su alcance y se le pone a tiro. No hay necesidad de notario, el señor obispo certifica todo lo necesario para que con un simple trámite se adjudiquen propiedades de todo tipo, incluso edificios de carácter público mantenidos con la aportación de ciudadanos humildes. ¿Qué pasó con la Mezquita de Córdoba? Pues en 2006, por el módico precio de 30 €, se lo adjudicó la Iglesia Católica. En el caso de restauraciones las paga el estado español, el IBI tampoco lo paga pero sí cobra 8€ por cada entrada, de al menos un millón de visitantes anuales. ¿Impuestos en estos cobros? Muy dudoso puesto que no hay factura y este pago se considera “ un donativo”.
    Podemos seguir hablando de muchas cosas más ( asignación anual de millones de euros de los fondos del Estado, exención de tasas municipales, manos libres para adoctrinar con fondos públicos en espacios no religiosos, elijo yo a mis profesores de Religión Católica y los pagas tú…) En realidad estas palabras propias de un exaltado son poca cosa comparadas con todo lo demás. Yo a todo esto digo NO y espero que algún día, algún poder político, el que sea, ponga a cada cual donde le corresponda.

Deja un comentario