El centenario del librero Antonio Soriano pasa sin reconocimiento oficial

Antonio Soriano es uno de los grandes nombres de la cultura contemporánea europea. Librero, editor y escritor, desempeñó un papel fundamental en el mundo cultural del exilio en París, ciudad en la que fundó la mítica Librería Española, desde donde contribuyó a fomentar la obra de autores antifascistas y a luchar con el arma de las ideas contra la dictadura de Franco.
Sin embargo, pocos segorbinos tienen presente todavía que Soriano es uno de los nombres ilustres de su historia. Antonio Soriano nació en Segorbe tal día como un 15 de febrero de 1913 (cien años se cumplieron el viernes), en el seno de una familia humilde a la que dejó joven para buscar su futuro, primero en Barcelona, y después de la guerra y de los campos de concentración, en Francia.
El centenario de Antonio Soriano ha pasado sin ningún reconocimiento oficial. El único recuerdo de su figura tendrá lugar hoy, a las 13 horas, en la casa natalicia, en la calle Arrabal, en la que la familia descubrirá una placa conmemorativa. Un recuerdo necesario, pero insuficiente. La figura del librero segorbino merece un reconocimiento institucional de más calado que aún no se le ha tributado.
El propio Antonio Soriano expresó su deseo de donar su legado personal a la ciudad que le vio nacer, cuando en 1988 el Ayuntamiento de Segorbe le concedió el título de Hijo Predilecto. La voluntad y deseo del librero fueron ratificados por su familia, cuando las cenizas del librero fueron enterradas en el cementerio municipal de Segorbe, tras su fallecimiento en 2005. El proyecto está en punto muerto.

Honestidad ejemplar
El escritor Juan Goytisolo, que vivió la etapa dorada de Soriano en la librería parisina, ha destacado la relevancia del segorbino: La vida de Soriano constituye un magnífico ejemplo de dedicación a la dura labor de rescate de los restos de la herencia democrática solapada por el franquismo. Antonio no buscó un acomodo fácil a las circunstancias del momento y supo mantener a lo largo de las diferentes etapas históricas en las que le tocó vivir una independencia y honestidad ejemplares.

Sección:

13 comentarios a " El centenario del librero Antonio Soriano pasa sin reconocimiento oficial "

  1. Anónimo dice:

    Si fuera de la "CLA", hasta avenida le dedicarían.

  2. Anónimo dice:

    Tranquilos cuando se haga la casa museo en la plaza de la cueva santa ya se lo reconoceran.

  3. Anónimo dice:

    Pero cómo va a organizar un homenaje el PP,con los cerebritos que tiene en el ayuntamiento.
    Habrá que hacer algo para rescatar a este hombre del exilio, por justicia y por reconocimiento a su labor como protector de la literatura del exilio,prohibida por la misma casta que nos desgobierna, nos roba y nos retrotrae al siglo XIX.

  4. Anónimo dice:

    Faltará casa, para tantos personajes. Máxime cuando tengamos que presentar a todos los contemporáneos y de nuestros días.

  5. Anónimo dice:

    Lo más triste de esta noticia,es que la mayoría de segorbinos no sabe quién es este Sr.,y tampoco quién es Goytisolo.

  6. Anónimo dice:

    Por cierto que hicieron cuando gobernatron los socialistas por este sr.?

  7. Anónimo dice:

    Esta muy bien lo de Max Aub, pero coño, que este señor era de aquí...

  8. Anónimo dice:

    Al anonimo del 18 de febrero a las 22:50, ya estamos con el "y tu mas", que poco original.

  9. Anónimo dice:

    Al anónimo del 18 de febrero de las 21:44
    Deberias decir a cual de los tres hermanos te refieres: a José Agustín, a Juan o a Luis.

  10. Anónimo dice:

    ¿Y cuando el toro Islero, mató a Manolete? ¿Qué hicieron los socialistas?

  11. Anónimo dice:

    Quien tuvo una estrecha relación con Soriano fue Juan Goytisolo

  12. Anónimo dice:

    Desgraciadamente la vida, historia y trascendencia de Antonio Soriano no es un caso aislado. Muy a menudo se escucha aquello de que casi nadie es profeta en su tierra. Por ello mucha gente prefiere comerse una hamburguesa en un Mac, comprar un producto extranjero o criticar u olvidar a personas cercanas y ejemplares, quizás por simple envidia, en vez de rendirles la justicia que se merecen.
    Antonio no es una excepción, en este país como en otros, personajes de enorme relevancia literaria como García Lorca o “El Empecinado” , héroe nacional en la guerra contra el francés, fueron ejecutados por lo que fueron. Otros tuvieron más suerte huyendo al extranjero y muriendo en el exilio como A Machado y J. R . Jiménez . Es lamentable que esto ocurra durante el “reinado de la tiranía “, pero una vez repuesta la democracia y las libertades en el país, resulta chocante este olvido hacia el ilustre segorbino.
    Lo que me resulta de auténtica chirigotada es la comparación con el personaje Manolete, que no era de Segorbe, que no fue ningún luchador por las libertades y que, por cierto, tenía pocas ganas de vivir – según parece – cuando sufrió el percance mortal. Además, en el año 1947 cuando murió este torero, los socialistas tenían que ocultar su ideología para no perder la vida en aquella España de hambre, miseria y temor.

  13. Anónimo dice:

    Amigo de las 19:08:
    Voy a precisar un poco más cómo era aquella España:
    Era la España del terror por el terror, del regimen criminal de una pandilla de degenerados, de asesinatos indiscriminados, violaciones, mafias de todo tipo: prostitución, secuestro de niños, estraperlo, de aluminosis; era el paraiso de las mafias franquistas,denunciadas entre otros, con coraje y valor inusitado, como Dionisio Ridruejo (exfascista y exnazi).
    La respuesta de Europa a la guerra española y la posguerra es una página vergonzosa de la historia del viejo continente, y es por ello, que personajes como Soriano, que salvaron la voz del exilio español, ponen en evidencia dicha respuesta.
    Como bien dice usted, ahora en nuestra maltrecha democracia podemos actuar y rescatar a Soriano,como él mismo hizo con esas voces rotas por el dolor y la desesperación de la pérdida de la amada patria. Ahora es el momento de hacernos eco de su legado, por ello lanzo una propuesta desde esta página,donde la libertad de expresión es un hecho, y propongo un congreso internacional bianual (por la crisis)en Segorbe sobre literaturas del exilio, con el nombre del tándem Aub-Soriano.

Deja un comentario