El descarrilamiento de un tren regional causó cuatro muertos en Segorbe en 1954

El trágico accidente ferroviario de Santiago ha traído a la memoria un suceso parecido, aunque de menor dimensión, ocurrido en Segorbe hace casi 60 años. Un siniestro que se saldó con la muerte de cuatro personas y una veintena de heridos, y que fue consecuencia de una serie de fallos mecánicos y humanos.

El 5 de noviembre de 1954, el tren de mensajerías número 6001, procedente de Zaragoza, se dirigía hacia Valencia, donde tenía previsto llegar a las dos de la tarde. A las 11.30 horas de la mañana circulaba por la comarca del Alto Palancia, entre Navajas y Segorbe, cuando al llegar al kilómetro 236,34 arrolló a una apisonadora de Obras Públicas que se había quedado en medio de la vía. Los mandos de la máquina se habían agarrotado y la apisonadora se quedó inmóvil interceptando la vía férrea.

Al producirse la avería el trabajador marchó corriendo hacia el tren para avisar al maquinista a fin de que frenara, pero debido al poco tiempo y escasa distancia, no fue posible hacerlo. Aunque el maquinista hizo funcionar los frenos, no pudo evitar que el tren se precipitara sobre la apisonadora, arrollándola. En la colisión descarrilaron la máquina, dos coches de viajeros y el furgón de mensajerías. El segundo vagón de viajeros se abalanzó sobre el primero, arrasando totalmente su carrocería y dejando sobre la vía solamente la plataforma. El resultado fue de cuatro fallecidos: un matrimonio de Benicarló y su hijo de 13 años, y una mujer de Jérica de 67 años. Hubo 22 heridos, tres de ellos de más gravedad (de Jérica, Algemesí y Sagunto).

Los trabajos de extracción de las víctimas no concluyeron hasta la tarde. Los heridos fueron atendidos en Segorbe y trasladados luego al Hospital Provincial de Valencia. De Castellón llegó el jefe provincial de Sanidad, acompañado de varios médicos para prestar servicio de auxilio a los heridos. Asimismo, se desplazó al lugar del suceso una brigada de obreros que consiguió, a la una y cuarto de la tarde, dejar libre la carretera de Valencia a Zaragoza, continuando los trabajos encaminados a dejar expedita la vía férrea, por lo que se estableció el trasbordo para los trenes de viajeros.

El accidente conmocionó la tranquilidad de la mañana y despertó la curiosidad de centenares de segorbinos, que se desplazaron en masa hasta el lugar del accidente. El sepelio por las víctimas tuvo lugar en Segorbe al día siguiente. El oficio religioso estuvo presidido por el obispo, Josep Pont i Gol. Las autoridades municipales y numeroso público llenaron el templo. El suceso se produjo solo unos días después de la visita de Francisco Franco a Segorbe.

Sección:

5 comentarios a " El descarrilamiento de un tren regional causó cuatro muertos en Segorbe en 1954 "

  1. Anónimo dice:

    ¿ Qué tal si los sobresueldos que perciben sus señorias se invierten en el mantenimiento y mejora de las líneas ferroviarias regionales?
    ¿ Qué tal si rentabilizamos el dinero público mejorando el ferrocarril en un país donde el turismo es vital para la economía, en lugar de despilfarrarlo en sobrecicos?
    Hace un mes aproximadamente el Sr Rajoy selló un acuerdo con Artur Mas, dicho acuerdo o una parte de él consiste en la inversión de 600 millones de euros en un plan de mejora y renovación de las líneas regionales de Cataluña.Han leído bien:600 millones de euros de inversión en Cataluña.
    Respecto a la segunda parte de la noticia, parece evidente que además de traer la desgracia a Segorbe, Franco también era gafe

  2. Anónimo dice:

    Nueva era, nueva junta y nuevo blog.
    http://cbsegorbe.blogspot.com.es/?m=0
    Ayudanos a difundirlo.

  3. Anónimo dice:

    Los millones de los ERES podiamos arreglar la via nuestra.

  4. pitoo dice:

    Con los millones de los ERES dificilmente arreglarías nuestras vias,en todo caso las areglarían los andaluces,que es a quienes les han robado.(La derecha siempre tiene el mismo argumento: y tu mas).

  5. Anónimo dice:

    Ahora no hay descarrilamientos en nuestra linea, ya que apenas hay trenes. Cuando llegue el AVE de Calvo. Todos salvados...ja, ja y ja...

Deja un comentario