Una secretaria de Fabra carga 3.000 euros en comida a la Generalitat

Esther Pastor, secretaria de Organización, Coordinación y Relaciones Institucionales de la Generalitat, cercana colaboradora de Alberto Fabra contra quien pesa una querella por cargar habitaciones de hotel a la Generalitat, autorizó hasta 3.000 euros en compras, que también pasó al cobro al Gobierno valenciano.
Según publica este martes Estrella Digital, Pastor autorizó varias facturas de compras de alimentación doméstica entre 2012 y el primer trimestre de 2013, cuando aún era directora general de Coordinación, un puesto inmediatamente inferior al que ostenta en la actualidad. Esther Pastor cobra 57.700 euros como secretaria autonómica.
Las facturas manuscritas incluyen productos como Coca-Cola, pechugas de pollo, chocolate, queso fresco, yogures, puré de patata, alcachofas en conserva, entrecot y hasta un arreglo para cocido. En ellas, figura como cliente "Presidencia - Generalidad Valenciana", el modo de pago es por transferencia y están emitidas por Carnicería-Charcutería José Palmero, un comercio ubicado a poco más de trescientos metros del Palau de la Generalitat.

Querella de Manos Limpias
La publicación de esta noticia coincide con la admisión a trámite de la querella interpuesta contra Pastor por Manos Limpias a finales del pasado mes de diciembre por cargar a la Generalitat noches de hotel de uso privado. En su denuncia, el sindicato considera que la secretaria autonómica de Organización podría haber incurrido en un delito de malversación de caudales públicos, un delito de estafa y otro de falsedad documental.

En esta ocasión, Pastor cargó pagos de hoteles en las ciudades de Madrid, Altea, Alicante y Jávea. Al igual que en las facturas de alimentación que acaban de salir a la luz, figura la conformidad y firma de la querellada, y se cargaron cuando Esther Pastor era directora general de Coordinación.

Sección:

3 comentarios a " Una secretaria de Fabra carga 3.000 euros en comida a la Generalitat "

  1. Anónimo dice:

    Si un pobre desgraciado hubiese trincado unos cuantos cientos de euros, ya estaría en el talego, pero a esta "señorita" no le va a pasar nada, como mucho le recomendarán que en lo sucesivo sea más discreta. Cuando un pueblo no tiene justicia al final ...

  2. Anónimo dice:

    Qué bien se lo pasaban en los hoteles! Y para reponer energias, cocacola y alguna reposición de calorias. La vida es para unos pocos.

  3. Anónimo dice:

    Eso es muy censurable pero tambien podeis poner algo de UGT, que compraban globos y se los llevaba el aire por lo menos estos se toman la cocacola. de lo contrario vosotros soy censurables por tendenciosos.













Deja un comentario