El coraje y la furia del Tecopal no bastaron para el sueño del ascenso

No pudo ser. La garra, el esfuerzo y la ilusión no fueron suficientes. El Tecopal-CDFS Segorbe se ha quedado a las puertas de un ascenso más que merecido, pero que se topó con un rival, el Xaloc Alicante, que aprovechó sus oportunidades y con la suerte a favor pasó la eliminatoria y jugará el año que viene en la Segunda División B.
La afición amarilla estuvo de 10. El pabellón se llenó para dar aliento y fuerzas al equipo. Un ambiente excepcional para una jornada que estuvo a punto de ser histórica, pero, repetimos, no pudo ser, aunque se haya firmado una temporada fabulosa. El Tecopal se ha convertido en un referente del mejor fútbol-sala de la Comunidad Valenciana.
El Tecopal demostró pronto que la cosa iba en serio. A los 13 minutos, Chover golpea desde fuera y tras el rechace del portero, la pelota queda a los pies de Andoni que empuja dentro de la portería. El pabellón casi se viene abajo. Y aún más cuando, un minuto después, Nico protagoniza una jugada individual y resuelve ante el portero. El segundo tanto subió al marcador en medio de una euforia desatada.

Segundo tiempo y prórroga
Con ese resultado se llegó al descanso y el Tecopal era equipo de Segunda B. El segundo tiempo comenzó con la misma tónica. El pulso entre los segorbinos y los alicantinos se mantenía. Los locales buscaban el gol que les diera la tranquilidad, pero los visitantes tampoco cejaban en el empeño. Faltaban menos de 10 minutos cuando cayó el primer jarro de agua fría.
El gol del Xaloc, sin embargo, fue un acicate. Una falta al borde del área dejó el rechace a los pies de Diego que marcó el 3-1 y forzó la prórroga. La afición vivía el partido al borde del infarto y en ese momento estalló. Vino la prórroga: dos partes de cinco minutos que debían decidir el partido y el ascenso. El Xaloc se venía arriba con mucho peligro, pero se llegó al final de la primera parte con la misma tensión en el marcador.

Un final de infarto
A falta de tres minutos, el Xaloc marcó, lo que obligaba al Tecopal a marcar dos tantos. Todos los jugadores se vinieron arriba, pero se fueron perdiendo oportunidades. Once segundos faltaban para el final cuando se pita un penalti a favor del Segorbe, pero el lanzamiento de Diego Torres lo para el portero. Llegó el temido pitido final con el 3-2. (4-5 en el total).
A pesar de no haber logrado la proeza, la afición mostró el orgullo por el coraje del equipo. Después del partido, nadie quería abandonar el pabellón, mientras los jugadores exhibían una camiseta con el eslogan 'Juntos seguiremos soñando'. Una jornada ejemplar.



Sección:

0 comentarios a " El coraje y la furia del Tecopal no bastaron para el sueño del ascenso "

Deja un comentario