Una moción socialista reclama las prestaciones para los dependientes

Los socialistas de Segorbe han presentado una moción para que el pleno del Ayuntamiento inste a la Conselleria de Bienestar Social a resolver, a la mayor brevedad posible, todas las solicitudes de valoración de personas dependientes para la asignación de grado que se hayan tramitado correctamente y remitido desde Segorbe. Además, se pide que una vez reconocido el grado de dependencia a los solicitantes, se abone con urgencia la prestación concedida.
“La congelación del sistema de dependencia en la Comunidad Valenciana y concretamente en la provincia de Castellón, está afectando de manera directa a muchos segorbinos y segorbinas que han tramitado solicitud de valoración para la asignación de grado en el Ayuntamiento de Segorbe y que están a la espera de que se les valore y en caso de que les sea reconocido el grado se les asigne prestación o servicio de resolución expresa”, afirma la concejala socialista Mercedes Pérez.

Paralización administrativa
En la provincia de Castellón, el sistema, que echó a andar en enero del 2007 con la promesa de prestar una ayuda o servicio a más de 25.000 personas, creció primero, se estancó después y ahora, recorte tras recorte, está acelerando su caída. La situación es tan crítica que las asociaciones y plataformas de defensa de la ley califican la situación de “paralización absoluta”.

Expulsados del sistema
Los datos que publica periódicamente el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) evidencian que el nivel de cobertura de la ley de dependencia es cada vez más bajo. Con las estadísticas oficiales en la mano la conclusión es clara: en los últimos dos años y medio, los recortes han expulsado del sistema a 1.605 dependientes de Castellón, a una media de casi dos dependientes al día. Los datos muestran que la tasa de reposición es negativa ya que la paralización absoluta del sistema hace que no haya nuevos dependientes con los que compensar los que mueren o salen del sistema.

La Comunidad Valenciana, la peor
La Ley inició su andadura gradual el 1 de enero de 2007 y su desarrollo ha sido distinto según las Comunidades Autónomas. Según el Observatorio Nacional de la Dependencia, la Comunidad Valenciana es, junto a las Islas Canarias, la autonomía peor valorada por su gestión de la dependencia, con una nota de 1,3 sobre 10 puntos, situándose la media española en un suspenso (4,6).

Sección:

6 comentarios a " Una moción socialista reclama las prestaciones para los dependientes "

  1. Anónimo dice:

    La ley de la dependencia y los dependientes le impotan al PP una....!!!

  2. Anónimo dice:

    Conozco un casco en Segorbe con un miembro de la familia que tiene reconocida un grado de dependencia severa desde hace un año y medio y todavía no ha recibido ni la resolución de ayuda o servicio. ¡ UNA VERGÜENZA!

  3. Anónimo dice:

    Que se apunte al PP, resolución rapida y satisfactoria conseguida.

  4. Anónimo dice:

    Ya era hora de que alguien se preocupara por los dependientes, con los que hay. ¡Qué vergüenza ser valenciano, estando a la cola en un asunto tan sensible y que a todos nos pilla de cerca de una u otra manera! Los niños de Segorbe no pasarán hambre, pero mientras los dependientes pasen necesidades, no avanzamos nada. ¡Que alguien haga algo! YA

  5. M. Ripoll dice:

    Se supone que las leyes se diseñan para ayudar, proteger o hacer la vida más fácil a la ciudadanía, pero parece que vivimos en el país de las buenas intenciones de algunos, de las trabas que ponen otros o del pasotismo y olvido de tantos. En este caso, si hablamos de la dependencia, nos encontramos con situaciones calificables de insultantes y que deberían golpear las conciencias de todos, especialmente de aquellos que debieran poner en práctica esas leyes dando ejemplo y humanizando esta sociedad en la que nos ha tocado vivir.
    Hoy me ha venido a la mente el recuerdo de mi buen vecino y gran amigo Manolo que se nos fue hace poco víctima de una cruel enfermedad. Al igual que en estos días quienes hacen la guerra se ceban con los más inocentes sin distinción de edad ni sexo, Manolo también fue elegido por la esclerosis lateral como víctima para sufrir y para morir. La máxima de que casi siempre toca a los mejores, a los más respetuosos, a los inocentes, bondadosos y bien nacidos se cumplió. Toda la familia y amigos cercanos se volcó con él procurando hacer la vida menos difícil y aportando esas pequeñas bocanadas de bienestar en su difícil tránsito. Su amigo Miguel se lo llevaba a pescar cuando ya imposibilitado de conducir y con su movilidad severamente restringida no podía ni usar un ligero salabre para sacar del agua a los peces, ni siquiera utilizar las llaves para abrir la puerta de su casa. Pero es en estos momentos cuando más se necesita a los amigos y a la familia para arrastrarse por la vida con la mejor dignidad posible.
    Llegó el momento en que Feli, su mujer, solicitó sin descanso los servicios y ayudas necesarios. Las instituciones les procuraron un abandono más cruel que la misma enfermedad. Tras la continua humillación de volver a diagnosticar una enfermedad con informes desgraciadamente incontestables, una enfermedad más allá en su letalidad y crueldad que el cáncer o sida, se encontró con que “ no había todavía argumentos necesarios ” para la tramitación. Se llegó al punto de tener que volver a valorar pasado un año más pero Manolo ya no pudo aguantar más y se nos murió tras unas semanas impregnadas de un sufrimiento incalificable.
    Manolo se fue y su viuda no llegó a percibir ayudas económicas por asistirlo. Le ofrecían doscientos euros pero ella lo calificó de insultante y solicitó lo que la ley establecía tras tener que dejar su trabajo y dedicarse a tiempo completo a su marido. Las adaptaciones que hubo de hacer en casa con el WC las sufragó vendiendo un terrenito en la montaña.
    Y a pesar de todo, Manolo nunca se quejaba con nosotros, más bien nos daba ánimos, quitaba hierro al drama y disfrutaba de los escasos momentos agradables con una sonrisa. Fue un ejemplo para todos nosotros hasta sus últimos momentos.
    Posiblemente esta ley nació cargada de generosidad y de buenas intenciones como la de la Memoria Histórica, la de Igualdad o la de los Matrimonios de Homosexuales pero parece ser que en esta, nuestra querida Comunitat, el “ vuelva usted mañana” que acabó desquiciando al mismo Larra hasta el punto de darse un pistoletazo, se repite cansinamente. Todos sabemos que la implantación de esta ley ha sido dispar, ha funcionado menos mal en unas comunidades que en otras, pero en Valencia nuestros políticos han valorado los eventos y macroproyectos mucho más que la atención a las personas necesitadas.
    Estamos en un país con personas en general generosas, sensibles, colaboradoras y con un grado razonable de empatía. Pero todo esto cambia cuando se trata de “ la casta “, de una buena parte de los responsables de la política. Todo esto tiene un precio y posiblemente ya se está pagando un anticipo. Deberemos poner a cada cual donde se merece dando paso a caras nuevas. Si no hay ley de dependencia tampoco podemos depender de quienes dan la espalda a la realidad y necesidades ciudadanas. Yo, por mi parte, lo voy a hacer y entre otros motivos está el recuerdo de mi buen amigo Manolo

  6. Anónimo dice:

    El Consell del PP si tiene millones de euros para los clubs de fútbol o para su amigo Calatrava, pero no tiene dinero para la dependencia. Es indignante. Peperos fuera del gobierno y los chorizos a la cárcel.

Deja un comentario