Un anciano de Viver circula once kilómetros en sentido contrario por la A-23

La Guardia Civil de Tráfico ha imputado a un vecino de Viver de 76 años como supuesto autor de un delito contra la seguridad vial tras recorrer con un ciclomotor 11 kilómetros en dirección contraria por la autovía A-23 en Jérica y colisionar contra el vehículo oficial de los agentes que le dieron el alto.
El pasado 21 de septiembre el Centro de Emergencias de la Guardia Civil, el 062 y otros cuerpos policiales recibieron numerosas llamadas de ciudadanos alertando de que a la altura del kilómetro 47 de la A-23, en el término municipal de Jérica, circulaba por la calzada en dirección Sagunto un vehículo en sentido contrario “creando un enorme riesgo para la seguridad vial”.
El vehículo fue interceptado por los agentes en el kilómetro 36,800. Se trataba de un ciclomotor de tres ruedas conducido por un hombre de 76 años, y que al no parar ante el vehículo oficial de la Guardia Civil de Tráfico, colisionó frontalmente contra él. El coche de los agentes estaba parado y señalizando a los demás conductores la existencia del ciclomotor, que circuló 11 kilómetros en sentido contrario.
Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción de Segorbe.

Sección:

2 comentarios a " Un anciano de Viver circula once kilómetros en sentido contrario por la A-23 "

  1. Anónimo dice:

    Alguien debería revisar las señalizaciones para acceder a la autovía, en muchos casos, son confusas y dan lugar a problemas como este.

  2. Anónimo dice:

    Lo que deberían hacerles mas pruebas y exames viales y de conducción ala gente mayor, muchos se creen tener los mismos reflejos y por desgracia ya no es así. Mi abuelo por ejemplo la mitad de señales de ahora la mitad ni las conoce.

Deja un comentario