Los socialistas de Segorbe proponen desarrollar un PGOU ajustado a la realidad

El Ayuntamiento de Segorbe inició hace una década la redacción de un nuevo Plan General de Ordenación Urbana cuyo coste se eleva ya a más de 86.000 euros, pero sobre el que la propia Conselleria de Infraestructuras ha emitido un informe que pone de relieve su inviabilidad.
El portavoz socialista, Miguel Ángel Guillén, ha afirmado que ese documento de referencia señala que el actual planeamiento urbanístico de Segorbe se basa en “un crecimiento de población irreal y contempla excesivo terreno urbanizable con los problemas de abastecimiento de agua potable que ello comporta”. Además, Infraestructuras considera que el futuro PGOU prevé excesivo terreno industrial, no respeta zonas de interés natural protegido “poniendo en peligro los acuíferos”, ni soluciona el problema de los vertidos en zonas como los 50 Caños. Al mismo tiempo, destaca que no se atiene a la Estrategia Territorial de la Comunitat.

Un PGOU más modestoPor ello, Guillén propone que se inicie la redacción de un nuevo Plan General “acorde con la realidad, más modesto en sus pretensiones, respetuoso con el medio ambiente y que ponga en valor nuestro rico patrimonio histórico y monumental”. El portavoz socialista indica que “ahora es el momento de replantearnos el urbanismo que queremos, dada la situación de parálisis en la que se encuentra el PGOU y aprovechando que se ha aprobado una nueva Ley Urbanística Valenciana”.
Miguel Ángel Guillén lamenta los diez años perdidos para impulsar el urbanismo que necesita Segorbe, “y no devastador”. Recuerda que “varias urbanizaciones y promociones están paralizadas, como la UE-15, o el Sector 1, que sirvió para que el Ayuntamiento recaudara millones de euros pero arruinara a sus propietarios”.

Polígonos industrialesA ello se suma la proliferación de suelo industrial disperso, “pero sin política industrial efectiva”. Como ejemplo, Guillén se refiere al polígono de la Esperanza, de promoción pública, actualmente a menos de la mitad de sus posibilidades, o el polígono privado de la Artelina, sin una sola empresa instalada. “Lo que se impulsó para atraer inversiones y generar empleo se ha quedado en nada”.
El grupo municipal socialista apuesta porque Segorbe se convierta en una ciudad dotada de los servicios necesarios y “hacerla atractiva para vivir, dónde los mayores tengan todas las facilidades que se merecen y los jóvenes encuentren oportunidades de futuro”.

Sección:

2 comentarios a " Los socialistas de Segorbe proponen desarrollar un PGOU ajustado a la realidad "

  1. Anónimo dice:

    Si lo pagaran con sus recursos, no dimensionarian desmesuradamente sus caprichos.
    Pero con polvora del rey, cualquiera hace disparates como este.

  2. Anónimo dice:

    Soy ciudadano de Segorbe, lector habitual tanto de este blog como del que sostiene el ayuntamiento ("tribuna popular"), y antes que nada me gustaría resaltar la inapelable censura que mantiene el actual equipo de gobierno respecto de las opiniones de los ciudadanos, son varias las ocasiones en que he intentado dejar un comentario en su blog (en diferentes noticias) siendo en cualquier caso completamente desatendido, no se trataba de comentarios ofensivos sino críticos por lo que parece que al Alcalde y su entorno no les parece muy bien que sus conciudadanos tengan voz en determinadas ocasiones, por el contrario no es difícil encontrar comentarios en los que se idolatra la figura de Rafael Calvo, concejales o partido político… Una censura populista que permite la publicación únicamente de aquellos comentarios que apelan al sentimentalismo político enraizado carente de cualquier tipo de crítica, una manera de llevar un blog en que puede apreciarse la perfección y el apoyo de algunos pero sin cabida para las opiniones de todos.

    Ahora, a propósito de esta noticia me gustaría defender la necesidad imperante de ajustarse a la realidad con las medidas que sean necesarias para tal efecto, y es que no tiene cabida el desarrollo de zonas urbanizables que se está llevando a cabo en Segorbe en estos momentos. Lo más elemental del desarrollo urbanístico de nuestra ciudad ofrece un panorama desolador, calles abiertas y desiertas en las que apenas se alza un chalet y con parcelas disponibles para regocijo de mascotas y emplazamientos feriales; confiscación de terrenos rurales para dar satisfacción a un crecimiento demográfico que actualmente se encuentra en niveles mínimos y generar oleadas constructoras que dada la actual situación ni llegan ni son necesarias, y es que es una actitud demagoga aquella que reclama la inversión vecinal en futuras áreas urbanizables que actualmente no se precisan y que desatienden por completo las necesidades de una población ahogada por la crisis que debe sostener buena parte de los gastos de dichas obras. El capricho urbanizador no se ajusta a la realidad del momento, a las necesidades de la población y a la política de gasto social que reclaman cientos de personas ignoradas y maltratadas económica y políticamente.

    También es recurrente por parte del equipo de gobierno hacer referencia a la “inversión generadora de empleo” que se lleva a cabo en Segorbe con este tipo de actuaciones (FALSO), y particularmente con la mención de la ya conocida empresa DAFSA que, hasta día de hoy, a seguido pautas muy concretas de contratación de empleados destinadas no a aquellos individuos o familias que más podrían necesitar dichos puestos de trabajo sino a un sector de la población determinado y aparentemente orientado electoralmente; no se dejen engañar por la publicidad de puestos de trabajo, desde hace más de un año y hasta el presente si estas en el paro y tienes más de 40 años tu curriculum no será atendido por esta empresa.
    Mientras esto sucede y se da cobijo a otra gran industria en nuestra ciudad el equipo de gobierno arranca la economía rural de manos de aquellos individuos más desfavorecidos, privándoles de sus campos y huertas previa inversión obligada para obtener a cambio una parcela urbanizable a la que muy pocos pueden sacar provecho alguno, ahogándoles todavía más en la crudeza de una crisis económica comandada por gobernantes cínicos y demagogos que, por ejemplo, apoyan al gran empresario forastero y no al pequeño agricultor local.

    Necesitamos ajustarnos al presente, no que el presente se ajuste a las necesidades políticas.

Deja un comentario