La plaga del picudo rojo amenaza las palmeras del manantial de la Esperanza

El tratamiento eficaz contra el picudo rojo del que se jactaba el anterior equipo de gobierno municipal no era tan exitoso como se promulgaba. La plaga que afecta a las palmeras del litoral mediterráneo es una amenaza seria para las decenas que se emplazan en el manantial de la Esperanza. Lo ha constatado el concejal de Agricultura de Segorbe, Luis Gil, quien ha advertido sobre la imposibilidad de efectuar tratamiento fitosanitarios convencionales por su posible afección a las zonas hídricas.
Gil ha mantenido conversaciones con expertos del Servicio de Sanidad Vegetal y Protección Fitosanitaria, ubicado en Silla (Valencia), quienes ratifican la imposibilidad de aplicar tratamientos químicos en el paraje natural de la Esperanza. La normativa prohíbe usar plaguicidas de estas características sobre las palmeras situadas a menos de 50 metros de masas de agua, con el objetivo de evitar su contaminación. 
Ante este escenario, el Ayuntamiento de Segorbe está analizando con especialistas las soluciones alternativas a los tratamientos agresivos. En el caso de que las palmeras del manantial se vieran afectadas de una forma general por el picudo, sería inviable la aplicación de tratamientos como los usados en otras localidades. Una circunstancia que está generando "preocupación" en el nuevo Gobierno municipal, especialmente dadas las elevadas temperaturas de las últimas semanas, que favorecen la expansión del insecto.

Denuncia de Esquerra Unida
Esquerra Unida ya advirtió hace meses al anterior alcalde sobre el peligro que se cernía sobre el palmeral de Segorbe, pero el equipo de gobierno hizo «caso omiso» a los tres escritos presentados por registro de entrada preguntando sobre las actuaciones municipales en la materia. EU llegó a denunciar al Ayuntamiento ante el Seprona por el incumplimiento del protocolo establecido por las autoridades agroalimentarias, sanitarias y medioambientales del la Generalitat Valenciana.

El PP exige 'ahora'
Por su parte, el grupo popular, a escasas semanas de haber perdido el poder municipal, insta ahora al nuevo alcalde, Rafael Magdalena, a tomar cartas en el asunto para proteger las palmeras de la Esperanza. Unas reivindicaciones extemporáneas e inoportunas, propias de quien no asume su responsabilidad en el actual estado de las cosas tras 20 años de permanencia en el Gobierno local.

Sección:

3 comentarios a " La plaga del picudo rojo amenaza las palmeras del manantial de la Esperanza "

  1. Anónimo dice:

    Me imagino que el PP lo que quiere es que no se mueran las palmeras, ni mas ni menos.

  2. Anónimo dice:

    Nadie quiere que se mueran las Palmeras, ni el PP ni Socialistas ni Segorbe Participa, ni nadie, pero si se sigue con el tratamiento, podrá ser perjudicial para el MANANTIAL? esa es la pregunta, que alguien contesté

  3. Anónimo dice:

    Me gustaría saber si los tratamientos realizados a las palmeras han podido afectar a la potabilidad de las aguas?

Deja un comentario